PRIMERA LÍNEA
Víctor Schoung

+2
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Porfirio Díaz fue derrocado...

Porfirio Díaz fue derrocado por Madero, Madero fue asesinado por Huerta, Huerta fue derrocado por Carranza, Carranza fue asesinado por Obregón, Obregón fue asesinado por Calles, y Calles fue mandado al exilio por Cárdenas.
martes, 22 de noviembre de 2011
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Pero la cosa no quedaba ahí, como dicen los xalapeños: Porfirio Díaz mandó a asesinar a mucha gente, entre ellos se le atribuye el exterminio de los yaquis en Sonora y de los indígenas en Yucatán.

Nos brincamos a Madero porque no era realmente como lo pintan, sino un hombre indeciso, débil de carácter y temeroso de todo en extremo. De ahí pasamos a Huerta que por indicaciones del embajador norteamericano, mandó asesinar a Madero, a Zapata y a otros quinientos más que por ser del montón no cuentan para la historia.

De ahí aparece Carranza, se asusta Huerta y se va para otro país, pero como todos quieren, entre ellos Obregón y otros diez, Obregón manda matar a Carranza , y claro, Obregón toma el poder y se instala, ya instalado se quiere elegir, pero es mandado asesinar por Calles, que también quería, y a la falta de un candidato que murió de un balazo, por supuesto quedó Calles.

En ese inter, desde Porfirio hasta Calles, modificaron las leyes, hicieron que reformaban, hablaron hasta por los codos, pronunciaron encendidos discursos para los naturales, firmaron acuerdos, pactos, alianzas, sed dieron la mano, se dieron abrazo, comieron mole, saludaron a todos hasta que cada quien recibió un balazo de uno al que le acababa de dar un abrazo y una felicitación.

Pero bueno, y ¿los mexicanos que?, "sólo milando" como dice la paisanada, mientras otros se disputaban el poder a balazos. También muchos del montón murieron ejecutados, fusilados, golpeados hasta morir, encarcelados en San Juan de Ulua y en Lecumberri, como colofón revolucionario, todos los asesinatos quedaron impunes.

Se glorificó el engaño, la historia oficial convirtió a matones de rancho en próceres, a bandidos y perfumados sin oficio ni beneficio en los benefactores de la patria, lo realmente cierto es que lo que somos como país y lo que tenemos, se lo debemos a la Revolución Mexicana.

CARRETERAS Si acaso ya vieron un comercial oficial donde dice que en Veracruz tenemos mejores carreteras, no le crean mucho, el tramo de Martínez de la Torre a Perote tiene partes en muy malas condiciones, el tramo de Perote a Xalapa, se congestiona en las Vigas y la Joya, gracias a la gente que entra y sale de los restaurantes.

Pero lo realmente terrible es la entrada a la ciudad de Xalapa. Por la venida Xalapa a todas horas tiene tráfico de alta densidad, por Veinte de Noviembre también.

Salir de Xalapa es una peligrosa odisea, lo mismo que entrar. El problema con Xalapa y otras ciudades como Martínez de la Torre, es que la gente de todos los municipios, todas las rancherías y congregaciones cercanas trabajan en la cabecera municipal gracias a que en sus lugares de origen no existen fuentes de empleo.

Pero el problema de concentración urbana se agudiza por la crisis porque de los estados más pobres del país, emigran hacia los estados aparentemente más ricos.

Pero con la agudización de la crisis mundial, emigran de Polonia, Argentina, Colombia, el Salvador, Honduras y Guatemala, en Xalapa este fenómeno migratorio inició desde mil novecientos ochenta y continúa hasta la fecha.

Sin embargo siempre hay una pregunta sin contestar: por qué Xalapa está congestionada a toda hora del día, ¿acaso la gente no tiene un lugar de trabajo de nueve a dos y de dos a seis o siete? ¿qué hace en la calle tanta gente? Tal parece que nadie trabaja y nadie va a la escuela.

Cuando por verdadera necesidad hay que ir a Xalapa porque no queda más remedio, uno también colabora al caos. Hasta hace unos años, Xalapa llegaba hasta lo que hoy es la Facultad de Economía, que antes era la Escuela Normal, por el otro lado hasta el panteón de Palo Verde.

En la calle de Lucio había un sitio de carros que se llamaba sitio Peñafiel, a las tres de la tarde no había una alma en la calle y a las nueve de la noche la ciudad quedaba en total silencio.

Todo se descompuso cuando trajeron a INMECAFE, la ciudad se llenó de chila Como llegaron chilangos y chilangas, aumentaron los bares, los accidentes de tránsito la delincuencia, a todo esto cooperó el Gobierno del Estado, porque con cada nuevo gobernador, éste resultaba ser un funcionario federal que se traía a todos los empleados de confianza para darles un puesto en el nuevo gobierno, pero no venían solos, se traían a la esposa, los hijos, al hermano, al cuñado y hasta amigos, por cada chilango ingresado a Xalapa, llegaban como veinte, como diecisiete no tenían qué hacer, pues congestionaron la ciudad.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion